Entrenando en casa durante confinamiento: 6 Consejos para evitar lesiones

Estamos en el 2020, un año lleno de incertidumbre en muchos aspectos. Vivimos una nueva vida con condiciones que quizas no son ideales para nadie, pero las cosas son como son, debemos adaptarnos y hacer lo que sea necesario para mantener a los demás y a nosotros mismos a salvo. Quedarnos en casa tanto como podamos es lo más ideal en este momento, como resultado, todas las actividades «normales» a las que estábamos acostumbrados, desaparecieron de un día para otro, ahora debemos de encontrar nuevas formas de hacerlas, o simplemente cambiarlas por otras. La cuarentena en algunos lugares ni siquiera está cerca de terminar, y en otros lugares, no hay certeza de si regresará o no.

Ahora bien, no ir el gimnasio se convirtió en la nueva regla, no porque queramos, sino porque debemos, sin embargo, no significa que debamos perdernos también el entrenamiento. El entrenamiento o el ejercicio deben permanecer en nuestra vida, lo necesitamos para mantenernos cuerdos, fuertes y saludables. De hecho, la salud siempre debe de ser nuestra prioridad número uno, ya sea que estemos en tiempos de covid-19 o no.

Muchas personas han optado por entrenar en casa, otras, por estar incluso menos activas que antes. Cualquiera que sea tu caso, hay ciertas cosas que debes de tener en cuenta para evitar lesionarte al entrenar durante la cuarentena o en cualquier otro momento:

  1. Evita sentarte por periodos largos de tiempo: No es ninguna novedad que mucha gente ahora está trabajando desde casa, la casa se ha convertido en la nueva oficina. Esto suena como algo positivo cuando se trata de la optimización del tiempo de trabajo, por otro lado, algunas personas no pueden dejar de trabajar porque ahora, su trabajo se ha convertido en su mayor distracción para el mundo exterior. Nuestros cuerpos están hechos para moverse, por lo que deben de seguir moviéndose. La falta de movimiento aumenta el riesgo de sufrir lesiones. ¿Cómo? Cuando no nos movemos, esto afecta negativamente a los huesos, ligamentos, tendones, salud muscular, cardiovascular y salud en general. La falta de movimiento hace que tus ligamentos, tendones se tensen y tus músculos se debiliten. El no moverte, la mala postura y la exposición del cuerpo a repentinos niveles altos de actividades física, o incorrecta preparación antes del entrenamiento y no progresar correctamente, es la fórmula perfecta para el desastre.
  2. Concéntrate en desarrollar hábitos, evita el training rush: Digamos que estuviste sin hacer ejercicio durante dos meses, pero hoy has decidido comenzar a entrenar nuevamente. Sientes que estás listo para comenzar, pero desafortunadamente estás demasiado animado debido a una motivación repentina y no estás pensando con claridad. Entonces, sigues adelante y haces esa clase de Body Attack que viste online, y haes también esa clase de baile que te envió tu amigo. Pero después, te sientes mal, decaído o sientes que te lesionaste en algún lugar (un músculo distendido, por ejemplo). Bueno, ese es el resultado cuando no aumentas tu resistencia, movilidad, flexibilidad y potencia gradualmente lo largo de las semanas en lo que respecta al entrenamiento.
  3. Asegúrate de seguir al entrenador adecuado o el programa de entrenamiento adecuado para ti: No todo es para todos, no todos los entrenadores saben cómo tratar con todo tipo de población, y no todos los programas de entrenamientos son para todos. Asegúrate de hacer tu investigación cuando se trata de elegir tu entrenador o instructor online. Una asesoría de ejercicio adecuada reduce el riesgo de lesiones, asi que elige bien.
  4. Keep it simple: A veces, las ejecuciones complicadas conducen a resultados complicados. Si no tienes suficiente experiencia con un ejercicio, concéntrate en manejar bien lo básico antes de saltar a variaciones más avanzadas. Al hacer ejercicio, puedes hacerlo de la manera simple o compleja y aún así obtener el mismo resultado, es solo una cuestión de perspectiva y experiencia de entrenamiento.
  5. Practica las habilidades que has desarrollado y céntrate en mejorarlas: Es genial comenzar cosas nuevas, pero también es genial tener la orientación adecuada para ello y hacerlo correctamente para construir patrones de movimiento ideales. Si aún no estás seguro de qué hacer cuando se trata de tus entrenamientos en casa, sigue practicando lo que has aprendido hasta ahora, eso te ayudará a mantenerte en forma de una manera segura hasta que logres encontrar un entrenador o una forma segura de avanzar a la siguiente etapa.
  6. Manténte hidratado y come alimentos altamente nutritivos: Aunque cualquier persona puede sufrir lesiones, por diversas razones y en diversas áreas, las deficiencias de nutrientes podrían aumentar el riesgo de tener lesiones. Mala nutrición = Mala salud = Mala salud de los huesos, músculos y tejidos corporales = Mal desempeño de las habilidades motoras = Mayor riesgo de lesiones. Asegúrate de tener una nutrición completa para la prevención, el tratamiento y la rehabilitación de lesiones. Ya sea que tengas dolor de cuello o te tuerzas el tobillo, una nutrición óptima y hábitos de ejercicio óptimos pueden ayudar a la rehabilitación.¡Disfruta de tu próximo entrenamiento y de la cuarentena de la forma más segura posible!

Deja un comentario

¡Hablemos!

¿Preguntas? No dudes en contactarme para más información y te responderé lo antes posible

¿No se lee? Cambiar texto captcha txt
0
Don`t copy text!