Consejos para resetear tu cuerpo después de la temporada de vacaciones

La Navidad se ha terminado, la víspera de Año Nuevo también, pero ¿qué queda entonces? Un estómago lleno y un cuerpo feliz con unas cuantas libras más.

Lo primero que hacen muchas personas después de la temporada de vacaciones, es lamentarse por lo que comieron, lo que hicieron o el ejercicio que no hicieron. En lugar de aceptar con agradecimiento lo que sucedió y los buenos momentos que vivieron, se aferran a pensar a cada minuto sobre lo que según ellos hicieron “mal”. Lo que ya está hecho, hecho está, no podemos viajar en el tiempo o cambiar el pasado.

Una de las primeras cosas que quiero que hagas es que dejes de pensar en la comida que comiste o que dejaste de comer. Pensar sobre eso no te hará sentir mejor, mas bien esto podría tener un impacto negativo en tu salud emocional y psicológica. Recuerda, una relación sana con la comida se trata de no obsesionarte con ella.

Quiero que te des cuenta de lo mucho que disfrutaste comiendo todos los bocadillos que te gustan durante esta temporada y lo feliz que fue compartir estas comidas maravillosas con tu familia y amigos. Recuerda que la vida se trata de momentos y algo que quizás no sepas es que la mayoría de nuestros recuerdos están creados por olores, sabores y sentimientos, y la comida es todo eso combinado. Increíble, ¿verdad?

La comida deja de ser un problema cuando dejas de verla como tal. Si comes para vivir y no al revés, creo que comenzarás a ser más feliz y más saludable. Lo que sucede durante la temporada de vacaciones es que nos enfrentamos a todas estas emociones y oportunidades infinitas para comer, como las cenas entre amigos, el almuerzo familiar, los desayunos con las sobras de comida del día anterior, la hora del té con las amigas, etc. A menudo, nos encontramos en un lugar sin salida, en donde solo lo que nos queda es quedarnos allí, degustar, masticar, tragar y disfrutar el momento, porque a veces no hay otra opción, y más si hay sobras de comida del día anterior y te sientes con tanta pereza que no puedes mover ni un dedo para cocinar al día siguiente.

La buena noticia es que esta temporada solo ocurre durante un corto período de tiempo, así que no te preocupes demasiado por perder esas libras de mas demasiado rápido, porque disfrutaste mucho de toda esa comida y al final del día esas libras de mas no las ganaste de un día para otro, ¿verdad?.

Por otro lado, todos aprendemos de viejas experiencias. Creo que si te sientes arrepentido de algo que hiciste, podrías cambiar la forma en que haces las cosas la próxima vez. Por lo tanto, si te arrepentiste este año porque comiste demasiado chocolate durante la temporada navideña, quizás esto te lleve al año que viene moderarte mucho mas con el consumo de chocolate y así alejarte de ese terrible sentimiento de arrepentimiento que no vale la pena. Algo que debemos tener en mente todo el tiempo es que el equilibrio es todo en la vida, y volverse loco y comer en exceso durante cualquier temporada puede ser realmente perjudicial para nuestra salud y bienestar. Sin embargo, hoy hablaremos sobre cómo restablecer o resetear tu cuerpo y no sobre cómo no comer en exceso durante la temporada navideña, ese es otro tema del cual podemos hablar en otro articulo. Por ahora los dejare con diez tips para resetear tu cuerpo, comenzando desde hoy.

Consejos para restablecer o resetar tu cuerpo después de la temporada navideña.

  1. Deja de lado el sentimiento de culpa o arrepentimiento: No te tortures pensando en lo que hiciste “mal” o en lo que no hiciste.
  2. Un nuevo comienzo: El nuevo año ya comenzó, así que intenta volver inmediatamente a tus viejos o nuevos hábitos. Si piensas demasiado o postergas este hecho, no cambiarás los hábitos actuales y estarás estancado durante todo el próximo año.
  3. Tómatelo con calma: No te satures con un montón de actividades y dietas durante el primer mes del año. Bájale dos, y comienza paso a paso, poco a poco. Por ejemplo, comienza por beber solo agua durante los próximos días y consumir comidas ligeras llenas de verduras y alimentos naturales, deja a los procesados a un lado, mira que ya tuviste bastante de eso durante el mes de Diciembre y tu cuerpo esta seguramente saturado.
  4. Tu salud es lo primero: Piensa en tu salud como tu prioridad número uno. De esta manera, será muy fácil mantener el ritmo durante todo el año y las posibilidades de dejar renunciar serán menores.
  5. Deja de tomar alcohol, las fiestas ya se terminaron: Yo personalmente no bebo alcohol, pero sé que mucha gente lo hace durante esta temporada. Por lo tanto, deja de beber alcohol. Cerrar las botellas de vino y champán puede ser una buena solución para retomar tu rumbo y disminuir las calorías.
  6. Comienza a hacer rutinas de ejercicio fáciles y cortas: Olvídate de los entrenamientos largos y estructurados por lo menos durante el mes de Enero, concédete unas semanas en donde hagas puras sesiones cortas de acondicionamiento para volver a tu rutina anterior o comenzar una nueva. Esto te ayudara a recuperar tu fuerza, estado físico y evitar el estancamiento.
  7. Haz ejercicio cuando tengas tiempo durante el día: Durante las dos primeras semanas de Enero, no te preocupes por establecer un horario específico para ir al gimnasio, ve solo cuando tengas tiempo libre durante el día. Esto te ayudará a retomar la rutina sin estresarte demasiado al respecto. Pero, una cosa, debes de estar 100% comprometido/a de ir al gimnasio al menos 3 o 4 veces a la semana. La idea es darte la libertad de adaptarte poco a poco, al mismo tiempo que comienzas a lograr tus objetivos planteados.
  8. Olvídate de dietas extremas: En vez de eso, comienza a comer por intuición, comiendo lo más natural que puedas; Un montón de comida casera, verduras, frutas, proteínas magras, carbohidratos complejos, fibra natural. Para restablecer tu cuerpo, debes alimentarlo con un montón de alimentos frescos y naturales, esa es la base de conseguir el balance de nuevo.
  9. Reduce el consumo azúcar ahora mismo: Cuanto más azúcar consumas, más querrás. Reduce el consumo de azúcar sin siquiera pensarlo, simplemente hazlo tomando una decisión definitiva. Olvídate de las galletas, chocolates y tortas. Ya tuviste bastante de ellos, mejor guárdalos para el final de este año cuando sea Navidad otra vez (estoy siendo exagerada, pero yo se que tu sabes a lo que me refiero.)
  10. Come mucho jengibre y verduras de hojas verde: El jengibre es un increíble anti-inflamatorio y ayuda a mejorar tu salud intestinal. Las verduras de hoja verde, como la espinaca, la lechuga, la col rizada, el perejil, el cilantro, el brócoli y otros, están llenos de vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita para equilibrar las hormonas, disminuir los niveles de azúcar en la sangre, reducir los niveles de colesterol, y desarrollar un cuerpo alcalino.

¡Espero que estés listo/a para restablecer tu cuerpo y comenzar de una manera excelente este nuevo año! Te deseo lo mejor de la vida para el 2019. Recuerda, la salud y el equilibrio son las claves para una vida feliz y exitosa.

Deja un comentario

¡Hablemos!

¿Preguntas? No dudes en contactarme para más información y te responderé lo antes posible

¿No se lee? Cambiar texto captcha txt
0