Consejos para retomar tus hábitos después de la temporada de vacaciones

La Navidad ya culmino, la víspera de Año Nuevo también, pero ¿qué queda? Un estómago lleno y un cuerpo feliz con quizás unas pocas libras más.

Lo primero que hacen muchas personas después de la temporada navideña es lamentar lo que comieron, lo que hicieron, dejaron de hacer o el ejercicio que no hicieron. En lugar de aceptar con gratitud lo que sucedió y lo que hicieron, en vez de relajarse y comenzar a volver lentamente a la rutina, solo piensan cada minuto en lo que hicieron «mal». Lo que está hecho, hecho está, no podemos viajar en el tiempo .

Una de las primeras cosas que quiero que hagas es dejar de pensar en la comida que comiste o dejaste de comer. Pensar en ello no te hará sentir mejor y puede ser bastante malo para tu salud emocional y psicológica. Recuerda, una relación sana con la comida consiste en no obsesionarse con ella.

Quiero que te des cuenta de cuánto disfrutaste comiendo todas las golosinas que te gustan durante esta temporada y cuán feliz estuviste al compartir comidas increíbles con tu familia y amigos, recuerda que la vida se trata de momentos. Algo que quizás no sepas es que la mayoría de nuestros recuerdos están construidos por olores, sabores y sentimientos, y la comida es todo eso combinado. Increíble, ¿verdad?

La comida ya no sera un problema cuando dejas de verla como tal. Si comes para vivir y no lo contrario, creo que comenzarás a ser más feliz y saludable. Lo que sucede durante la temporada de vacaciones es que enfrentamos todas estas emociones y un sinfín de oportunidades para comer, como cenas de amigos, almuerzos familiares, desayunos sobrantes, la hora del té con las chicas, etc. A menudo, nos encontramos en un lugar sin salida, simplemente tienes que estar ahi, saborear, masticar, tragar y disfrutar el momento, porque, a veces, no hay otra opción, y más si hay restos del día anterior y eres tan vago que no puedes molestarte en cocinar al día siguiente .

Foto de Christiann Koepke

La buena noticia es que esta temporada solo ocurre durante un corto período de tiempo, así que no te preocupes demasiado por perder esas libras demasiado rápido, porque al final del día realmente disfrutaste esos alimentos y las libras no se ganaron de un día para otro, ¿verdad? Así que lógicamente, no te las podrás quitar de un día para otro. 

Por otro lado, todos aprendemos con la experiencia. Creo que si te arrepientes de algo que hiciste, es posible que quieras cambiar la forma en la que haces esas cosas la próxima vez. Entonces, si te arrepientes porque comiste demasiado chocolate durante la temporada navideña este año, el año que viene quizás quieras reducir un poco el chocolate para asegurarte de alejarte de la horrible sensación de arrepentimiento. Algo que debemos tener en cuenta todo el tiempo es que el equilibrio lo es todo en la vida, y volverse loco y comer en exceso durante cualquier temporada puede ser realmente perjudicial para nuestra salud y bienestar. Sin embargo, hoy hablaremos sobre cómo restablecer tus hábitos y no sobre cómo asegurarte de que no comas en exceso en la temporada navideña, ese es otro tema.

Consejos para restablecer tus hábitos después de la temporada de vacaciones:

  1. Elimina el sentimiento de arrepentimiento: No te tortures pensando en lo que hiciste «mal» o las cosas que no hiciste.
  2. Un comienzo nuevo: El nuevo año ya comenzó, así que trata de volver de inmediato a tus viejos o nuevos hábitos. Si piensas demasiado o postergas, no cambiarás los hábitos actuales y estarás estancado todo el año.
  3. Tomatelo poco a poco: No se satures con un montón de actividades y dietas el primer mes del año. Reduce la presión y comienza paso por paso. Comienza bebiendo solo agua durante los próximos días y comiendo comidas ligeras llenas de verduras y alimentos naturales densos en nutrientes.  
  4. Tu salud está primero: Piensa en tu salud como tu prioridad número uno. De esta manera, será muy fácil mantenerte encaminado durante todo el año y las posibilidades de sabotearte serán menores.
  5. Reduce o deja el alcohol, la temporada de vacaciones ya culmino: Yo personalmente no bebo alcohol, o una copa o dos copas al años si lo hago, pero sé que mucha gente lo hace excesivamente durante esta temporada. Por lo tanto, dejar de beber alcohol, cerrar las botellas de vino y champán puede ser una buena solución para volver a la normalidad y disminuir la ingesta de calorías.
  6. Comienza haciendo rutinas de ejercicio fáciles y cortas: Olvídate de los largos entrenamientos estructurados, date unas cuantas semanas de sesiones cortas de acondicionamiento para volver a la rutina vieja/nueva. Esto será genial para recuperar tu fuerza, estado físico y evitar estancamiento. 
  7. Ejercitate cuando tengas tiempo durante el día: Durante las dos primeras semanas de Enero, no te preocupes por establecer un horario específico para ir al gimnasio, solo ve cuando tengas un tiempo libre durante el día. Esto te ayudará a retomar el camino sin siquiera preocuparte por ello. Pero, una cosa, debes estar 100% comprometido de ir al gimnasio al menos 3 o 4 veces por semana. La idea es darte la libertad para adaptarte lentamente, al mismo tiempo que comienzas a lograr tus objetivos.
  8. Olvídate de dietas extremas: En cambio, comienza a comer por intuición, comiendo lo más natural que puedas; mucha comida casera, verduras, frutas, proteínas magras, carbohidratos complejos, fibra natural. Para restablecer tus hábitos, debes alimentarte con muchos alimentos frescos y naturales, esa es la base. 
  9. Corta el azúcar procesada: Reduce tu consumo de azúcar procesada sin siquiera pensarlo dos veces, solo hazlo. Olvídate de las galletas, chocolates y dulces. Guárdalos para más adelante este año, cuando vuelva a ser Navidad, estoy bromeando jaja. Pero, en serio, guárdalos para más tarde, para cuando estes verdaderamente preparado y hayas retomado tus hábitos saludables y sepas controlarte mas nuevamente. 
  10. Come jengibre y verduras de hojas verdes : El jengibre es un increíble antiinflamatorio y ayuda a mejorar la salud intestinal. Las verduras de hoja verde, como la espinaca, la lechuga, la rúcula, la col rizada, el perejil, el cilantro, el brócoli y otros, están llenas de vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita para equilibrar tus hormonas, reducir los niveles de azúcar en sangre, disminuir los niveles de colesterol. 

¡Espero que estés listo para reiniciar tu cuerpo y comenzar de nuevo este nuevo año! Te deseo lo mejor de la vida este nuevo año. 

Recuerda, la salud y el equilibrio son las claves para una vida exitosa y feliz.

Deja un comentario

¡Hablemos!

¿Preguntas? No dudes en contactarme para más información y te responderé lo antes posible

¿No se lee? Cambiar texto captcha txt
0
Don`t copy text!